propina-estados-unidos

Las propinas son un asunto bastante controvertido en España. Tienen sus fans y tienen sus detractores. Pero en los Estados Unidos de América la situación es bastante diferente. Y es que no solo es una práctica completamente normal, extendida a todo tipo de servicios de atención al público. También es una práctica con una significancia mucho mayor que en otros países como España. ¿Por qué? Pues porque las propinas en Estados Unidos suelen ser tan elevadas que forman parte del salario mensual de los trabajadores.

¿Por qué dejan propinas en Estados Unidos?

El origen de las cuantiosas propinas en Estados Unidos, así como su práctica generalizada, no tiene un origen ni una razón bien definida. Muchos podrían alegar que los sueldos de quienes trabajan de cara al público son lo suficientemente inferiores a la media como para necesitar de cierta ayuda extra. Sin embargo, este fenómeno se da también en muchos otros países del mundo donde, sin embargo, no se ha desarrollado una cultura de propina tan fuerte. Sea como sea, la realidad es que si tienes pensando viajar a los Estados Unidos necesitar saberlo todo.

Para empezar, acerca de la obligatoriedad o no. Quienes hayan visto Reservoir Dogs, la opera prima del director estadounidense Quentin Tarantino, recordarán la discusión que tienen sus personajes al inicio de la película con las propinas como leitmotiv. En ella se deduce que no: no es obligatoria la propina en Estados Unidos. No hay una ley que obligue a ningún consumidor a abonar una propina al trabajador del restaurante que le ha servido personalmente. Y, sin embargo, es prácticamente como si lo fuera dado lo arraigada que se encuentra.

Dicho de otra manera: no dejar propina en los Estados Unidos está muy pero que muy mal visto. Y no una propina cualquiera. Eso nos lleva al segundo punto que necesitas saber acerca de las propinas en Estados Unidos: los porcentajes de propina. Porque no, no funciona como en España, donde dejamos una cantidad aleatoria. En los Estados Unidos debes especificar en el recibo qué porcentaje del total añadirás adicionalmente como propina. Y las cifras suelen variar entre un mínimo del 15% y un máximo del 30%, con sus excepciones.

Ley de Propinas en Estados Unidos

Como apuntábamos anteriormente, y aunque no son obligatorias las propinas en Estados Unidos, no dejarlas supone una anomalía. Hasta tal punto que, si un cliente no lo hace, el propio trabajador que le atendió o incluso un encargado podrían acercarse para entender qué ha pasado. En Estados Unidos, donde la propina es un hecho absolutamente cotidiano, no dejarla es leído como descontento respecto al servicio. Esa es la razón de que vayan a la mesa a consultar qué ha ido mal con el objetivo de entenderlo y mejorar en el futuro.

Después de todo, quienes trabajan en restaurantes suelen trabajar por horas por un salario mínimo de alrededor de 7,25 dólares la hora. Solo una buena cantidad de propina puede llevarles a cobrar un sueldo más cercano a la media que les permite vivir dignamente. En ese sentido, dejar propinas en Estados Unidos es una manera más directa de contribuir al salario de los trabajadores. Por supuesto, hay quienes creen que debería ser tarea de los empresarios y no de los clientes. Incluso estados enteros.

No en vano, desde hace unos años varios estados han eliminado que las propinas conformen la base del salario de los camareros y demás trabajadores de atención al público. Una Ley de Propinas en Estados Unidos, o más bien antipropinas, que según sus responsables tiene por objetivo reducir la precarización de los sueldos. Ahora, en estados como California, Oregon o Nevada, los empresarios están obligados a pagar siempre el sueldo mínimo y no esperar que sean las propias quienes permitan a los trabajadores recibir dicho salario básico.

CONTACTA CON iE PARA ASESORARTE SOBRE TU CURSO DE INGLES EN EL EXTRANJERO

Contacta con nuestros asesores, para informarte sin ningún compromiso sobre nuestros cursos de inglés para jóvenes en el extranjero. Llámanos o envíanos el siguiente formularios con tus datos.

915 716 095638 683 573

  DONDE ESTAMOS

Caléndula, 93 Miniparc III
EL Soto de la Moraleja 28109
Alcobendas Madrid