Tipos de alojamiento año escolar Usa

Vivir un año académico en Estados Unidos representa todo un empujón al crecimiento personal y educativo. La inmersión total en una cultura completamente diferente es, sin ninguna duda, la mejor manera de aprender una lengua, pero también de desarrollar las habilidades sociales que tan importantes serán en el futuro profesional. Sin embargo, una experiencia tan valiosa requiere personalización, requiere tomar decisiones para adecuarla lo máximo posible a las necesidades particulares. ¿ESO o bachillerato? ¿Qué tipo de colegio? ¿Qué alojamiento?

Esto último resulta trascendental. El tiempo que los estudiantes pasan en las aulas de los colegios de los Estados Unidos son la clave de una experiencia como esta, la motivación primordial tras ella. Pero será en los lugares en los que vivan, rodeados de las personas con las que compartan alojamiento, donde los estudiantes se empaparán del verdadero estilo de vida americana. Es ahí, entre esas paredes, donde desarrollarán todo su potencial con el objetivo de relacionarse, integrarse y crecer como personas. Es aquello que llamarán hogar durante todo un año.

En ese sentido, los programas que ofrecemos en International Experience cuentan con dos modalidades distintas de alojamiento en USA. Por un lado, el alojamiento con familias anfitrionas, repartidas por toda la geografía del país. En el caso de nuestros programas de año académico en colegios privados de Estados Unidos, además y a diferencia de en nuestros programas en colegios públicos, los estudiantes tendrán la posibilidad de elegir a la familia con la que vivirán durante un año entero. Es decir, un nivel extra de personalización de la experiencia.

Por otro lado, nuestros programas contemplan también el alojamiento en internados. Esta modalidad tan solo está contemplada en nuestros programas de estudio en colegios privados y resulta muy enriquecedora en otros aspectos muy diferentes. La elección de una u otra opción de alojamiento dependerá, en última instancia, de que las ventajas de una u otra se adapten mejor o peor a aquello que los padres y estudiantes estén buscando. Aunque no hay una opción mala, conviene entender las características concretas de cada modalidad antes de elegir.

Alojamiento en familias anfitrionas en USA

Viajar hasta la otra punta del planeta y comenzar a vivir con una familia desconocida siempre genera alguna que otra duda en las mentes de los estudiantes. No obstante, todos aquellos que viven un año escolar en los Estados Unidos con alojamiento en familia vuelven con algo en común: tienen una segunda familia para toda la vida. Después de todo, quienes acogen a los estudiantes en sus casas durante todo un año tienen el claro deseo de que forme parte de la familia, aporte una nueva perspectiva a sus miembros y, en definitiva, enriquezca sus vidas.

Todas y cada una de las familias seleccionadas por los miembros nativos de International Experience, repartidos por todo el mapa estadounidense, cumplen fielmente esta premisa. Familias comprometidas con los objetivos y las necesidades de los estudiantes que acogen, totalmente inclusivas y, por supuesto, cariñosas. A cambio, todos los estudiantes deben comportarse como cualquier otro miembro de la familia. Eso implica realizar los deberes, ayudar en las tareas del hogar y participar en los planes familiares.

MÁS INFORMACIÓN

Alojamiento en internados en USA

El alojamiento en internado en un año escolar en USA tiene ventajas indiscutibles. Para empezar, se trata de centros educativos muy cualificados donde la proporción de estudiantes por profesor nunca supera los diez, lo que supone un plus al aprendizaje académico. Por otro lado, los estudiantes viven rodeados de otros estudiantes, generando un ambiente joven, multicultural y muy social que fomenta enormemente el desarrollo del potencial de cada uno de ellos.

No obstante, no están solos. Los internados están ocupados también por los House Parents, adultos que viven en las instalaciones para estar disponibles para los estudiantes las 24 horas del día. De esta manera, son capaces de solventar cualquier problema que tengan, asesorarles académicamente o, simplemente, hablar con ellos. Las instalaciones deportivas, las competiciones o los eventos escolares internos son algunas ventajas más de estos alojamientos, mucho más enfocados en el crecimiento académico de los estudiantes.

MÁS INFORMACIÓN